LA MACROBIÓTCA

La macrobiótica es una filosofía de vida y alimentación que se presenta como el camino ideal para obtener el equilibrio físico, emocional y espiritual. Del griego Macro: Grande y Bios: Vida, no solo significa Gran Vida, la Macrobiótica es el arte de obtener más vida en la vida.

Es parte del principio oriental del Yin y del Yang, el equilibrio entre fuerzas opuestas y complementarias, las cuales deben vivir en armonía para obtener el objetivo final: Desarrollar nuestro potencial humano.

 

Los alimentos, como todo, son energía y se clasifican de más Yin a más Yang. La macrobiótica lo que busca es comprender como actúan estos en nuestro organismo, logrando así nuestro nivel de salud para protegernos de las enfermedades y conservar intacta la energía de la que disponemos, que nos ayudará incluso a resolver problemas de salud.

 

OBJETIVO

Estimular la participación responsable de cada persona en la conformación de su propio bienestar.

La Macrobiótica rechaza alimentos refinados -aquellos que han sido envasados y procesados- ya que los considera poco naturales.
Se basa en la utilización de alimentos vivos de origen vegetal, como cereales, legumbres, algas, semillas, frutos secos, frutas y verduras locales y estacionales.

Todos los alimentos están permitidos, aunque hay algunos como la carne, pescado, huevos y lácteos deben ingerirse en pequeñas cantidades y siempre teniendo en cuenta las características de cada persona.


Los aspectos más importantes de la alimentación y el estilo de vida Macrobiótico, son:

 

ORIGEN VEGETAL

La noción de polaridad, o la teoría del Yin‐Yang, es una parte esencial de este estilo de vida. Todos los fenómenos vitales, alimentos incluidos, tienen cualidades energéticas, metafísicas y la armonía relativa se consigue cuando equilibramos estos dos polos, Yin y Yang, en nuestras vidas.

LUGAR Y CLIMA

La alimentación debe verse reflejada por el lugar geográfico y climático en que estamos, se debe adaptar a los diferentes climas y habitats. Debe también ser tradicional, debemos escoger un estilo alimenticio que haya sido practicado durante siglos.

YING YANG

La noción de polaridad, o la teoría del Yin‐Yang, es una parte esencial de este estilo de vida. Todos los fenómenos vitales, alimentos incluidos, tienen cualidades energéticas, metafísicas y la armonía relativa se consigue cuando equilibramos estos dos polos, Yin y Yang, en nuestras vidas.

Tenemos el libre albedrío para escoger comer y vivir como queremos, pero hay una responsabilidad inherente a cada una de las decisiones que tomamos. No existen alimentos prohibidos, pero existe un criterio a partir del cual podemos escoger de una forma más saludable y consciente.

Esencialmente, en la práctica de la Macrobiótica, la salud y la felicidad comienzan en cada uno de nosotros y nuestras vidas son en gran parte un reflejo de nuestras decisiones y prioridades.

Escola Vital plantea los cursos de cocina para la salud basados en los principios de la Macrobiótica con el fin de suministrar al alumno una perspectiva única, diferente e integradora sobre la nutrición energética, englobando los últimos descubrimientos con la sabiduría oriental.