DIAGNÓSTICO ORIENTAL

7 fines de semana de octubre a mayo 2016-17


 

Docente: Rik Vermuyten

Para poder cambiar nuestra vida en una dirección más sana y más feliz, necesitamos conocernos mejor a nosotros mismos. Para poder reflejar cuáles son las cualidades que ya hemos recibido de nuestros antepasados en lo que se llama "nuestra constitución", la medicina oriental nos ofrece mucha información con sus técnicas y métodos de diagnóstico oriental para interpretar la estructura y forma de nuestro cuerpo. Qué hemos heredado como tendencias fuertes y también como tendencias más débiles en nuestra constitución. También podemos descubrir la condición actual de nuestros órganos y funciones, de nuestros sistemas digestivo, circulatorio y nervioso. Cómo podemos ver e interpretar las tendencias en nuestra manera de pensar, sentir, comer y movernos. Gracias a este curso tendremos mucha más comprensión y claridad sobre nosotros mismos y nuestros comportamientos.

Metodología

Este curso en "Diagnóstico y Fisionomía Oriental", con sus puntos de vista muy originales y naturales, nos da muchos métodos y técnicas muy prácticas para comprender nuestra constitución y condición. Las explicaciones son claras, fáciles de comprender y practicar. Usaremos muchos ejemplos de nosotros mismos y de otras personas para profundizar en nuestros conocimientos.

Para qué sirve

  • Buen entendimiento de nuestras estructuras y formas energéticas del yin y yang del ser humano.
  • Buena comprensión de la constitución que hemos heredado.
  • Buena comprensión y diagnóstico de la condición de nuestros órganos, sistemas, funciones y comportamientos.
  • Ejercicios prácticos para interpretar la información y después poder guiar nuestra vida y la de los demás.
  • Aprender a ver nuestro propio potencial y responsabilidad para poder cambiar nuestra vida y la de los demás en una dirección más sana y feliz.

A quién va dirigido

A todos aquellos que quieran profundizar en el entendimiento y reflejo de sí mismos. También es muy adecuado para los que quieren ayudar a los demás, para poder comprenderlos mucho mejor y, así, ayudarlos con mucha más eficacia. A todos los que dan clases de cocina energética o macrobiótica, tratamientos de shiatsu, masaje, acupresión, acupuntura, reiki, tai-chi, yoga y otras técnicas de crecimiento personal.